Si quieres triunfar, pon un ‘senior’ de más de 40 años en tu startup

fuente: www.emprendedores.es

Hay estudios que acreditan que la tasa de mortalidad de las startups se reduce notablemente cuando incorporan en el equipo a personas mayores de 40 años.

Hace años, la Fundación Kauffman publicó un popular estudio titulado ‘La anatomía del emprendedor’ basado en el análisis de 549 startups de diversas áreas económicas. Entre las principales conclusiones figuraba el hecho de que la edad media en el momento de fundar la primera empresa es de 40 años y que los casos de mortalidad en las startups que incorporan un ‘senior’ en la organización se reducen de manera notable.

Los motivos de que así sea podrían atribuirse a la experiencia adquirida en sus etapas profesionales anteriores y a la templanza que proporciona el paso de los años para blindarte ante locuras e imprudencias.

Sea por el motivo que sea, el caso es que la Fundación puso posteriormente en marcha una iniciativa plasmada en el llamado Kauffman Labs. El objetivo es aumentar la capacidad de las startups y hacerlas grandes. El programa gira en torno a la idea de reclutar individuos altamente motivados con “ideas escalables” y ganas de triunfo para mezclarlos con emprendedores y profesionales experimentados.

Los 5 tipos que trabajan en tu organización

Por otro lado, el experto en innovación y escritor valenciano Fran Chuan , dice haberse “permitido el lujo” de hacer una peculiar catalogación de los seres humanos ante el reto de la ambigüedad, extrapolable a cualquier organización empresarial. El autor distingue 5 tipos:

-Los pioneros: aquellos que no paran de tener ideas y se aventuran a desarrollarlas sin preocuparse demasiado por las consecuencias. Muchas veces actúan en solitario, pero no hay que considerarlos ‘rara avis’. Según la Fundación Fauffman, el 8% de los humanos pertenecen a esta categoría.

-Los colonos: Si los primeros descubren, estos se asientan. Lo hacen una vez que los pioneros se han arriesgado y han puesto de manifiesto que la idea podría ser buena, porque no se asientan en cualquier parte, sino donde están los mayores recursos. Normalmente van en grupo.

-Los escépticos: En principio son pesimistas, los críticos que añaden los ‘peros’ y los que dicen “ya verás tú” cuando se entera de que el pionero y los colonos se han animado a pasar al otro lado de la colina. No actúan hasta que no creen tener casi todo controlado.

-Los dubitativos: Es el observador. Muy parecido al escéptico, la diferencia es que mientras que el primero es extrovertido, el dubitativo suele reservarse la opinión.

-Los hacedores: Una vez aclarado lo que se va hacer y cómo, basta con que – normalmente los colonos- les expliquen el proceso y les faciliten las herramientas para que los hacedores se pongan a trabajar disciplinadamente. Eso sí, no les prives del manual de instrucciones.

No hay que buscar una correlación entre la edad y los tipos. Los hay de todas las edades en todas las categorías y todos ellos juegan un rol principal en las empresas. Pero su avance y acompasamiento a los tiempos depende de los pioneros y los colonos, “los que han movido mayoritariamente la historia de la humanidad”, según Fran Chuan. Pero también los escépticos son determinantes. “Son los críticos de la empresa, los que antes de actuar sopesan pros y contras para aterrizar a esos pioneros, a veces suicidas. Su papel es fundamental, siempre que sepan desprenderse de prejuicios limitativos. Lo bueno que tienen es que, una vez que ven confirmado el éxito, se convierten en conversos y acaban sumando ”.

Qué se entiende por ‘senior’

Aunque a alguno nos parezca raro, la categoría de ‘senior’ se adquiere, en los tiempos que corren, a la edad de los 40 años. Hay quien entienden que es a esa edad cuando se entra en un declive profesional que ya no tiene marcha atrás. Conforme se avanza, las oportunidades en el mercado labora disminuyen. La prueba la da el Instituto Nacional de Empleo (INE) donde alrededor de un millón de los desempleados registrados son mayores de 50 años, según datos del primer trimestre de 2018.

Este fue el tema de debate del evento organizado por la IMF Business School bajo el título ‘La discriminación de los profesionales seniors, necesidades de políticas de retención y contratación”. En el transcurso del debate Alicia Coronil, directora del departamento de Economía del Círculo de Empresarios, puso una fecha en el calendario: 2024. Ese será el año cuando se jubilen los baby-boomers, señalando la necesidad urgente de “desarrollar políticas de retención de talento y reciclaje como se hace en los países nórdicos y especialmente en las micropymes, que es donde es más complicado”. En la misma línea se pronunció otro de los ponentes, Manuel Naharro, Project Manager de la Plataforma SAVIA, una plataforma que ayuda a los mayores de 50 años a reengancharse al mercado laboral. “Ni los millennials son tan tecnológicos ni los seniors analfabetos digitales”, afirmó

fuente: www.emprendedores.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s